“A pesar de su rol protagónico en la gesta libertadora, Trujillo pareciera que no tiene nada que celebrar y eso realmente no solo entristece sino es injusto con la propia historia”, sostuvo muy preocupado el vicepresidente del Grupo Empresarial Pro Región La Libertad (GEPROLL), Luis Santa María Calderón.

No es posible que bajo el pretexto de que el gobierno nacional ya ha establecido las pautas generales para la conmemoración de los 200 años de la Independencia de la Patria, las autoridades regionales y locales no hayan tenido la iniciativa de marcar la diferencia en tan magna fecha histórica, como si lo han hecho en otras regiones del Perú como Cusco o Arequipa, solo por poner dos ejemplos, enfatizó el dirigente empresarial y a la vez exalcalde de Trujillo.

Santa María mencionó-igualmente- que otro pretexto para la inacción en la programación del bicentenario de la gesta libertaria es que solo bastaría con reforzar la identidad de los ciudadanos dejando de lado obras emblemáticas en los sectores educación, salud, conectividad o simplemente en el uso de espacios físicos debidamente acondicionados para los ciudadanos, como parques temáticos para el esparcimiento y promoción del arte y la cultura.

“Nada de eso se ha planificado y, por tanto, creemos que no tendremos mucho que celebrar el 28 de julio del año 2021, como también dudamos que se pueda realizar algo extraordinario el 29 de diciembre el próximo año 2020, fecha además en el que Trujillo conmemorará anticipadamente su bicentenario del Primer Grito Libertario del Perú”, remarcó el también ex embajador del Perú en Venezuela.

Santa María recordó que, con motivo de los 450ª años de la fundación de Trujillo del Perú, conmemorada desde el 23 de noviembre de 1985, y que se extendieron hasta el 5 de marzo de 1986, fueron convocados las autoridades y distinguidos personajes trujillanos y de Lima para aunar esfuerzos en esta histórica fecha.

Con ese propósito- continúo- se juntaron esfuerzo con el entonces Organismo de Desarrollo de La Libertad para acometer un conjunto de obras públicas en todos los principales sectores económico y sociales, como educación, telecomunicaciones, deporte, turismo y por supuesto, el rescate de los monumentos arqueológicos de toda la ciudad y también el patrimonio del Centro Histórico. “Desde entonces, poco o nada se ha hecho en favor de Trujillo”.

El vicepresidente del GEPROLL puntualizó que nadie está en contra de reforzar la identidad ciudadana respecto a los orígenes de nuestra región y del país. Todo lo contrario, desde el Grupo Empresarial Pro Región La Libertad, como su mismo nombre lo indica, somos los primeros en promover la identidad regional a través de un conjunto de actividades en favor del desarrollo de este territorio, remarcó Santa María Calderón. Sin embargo, consideró que se requiere un esfuerzo conjunto con el resto de actores sociales como autoridades, gremios diversos, universidades, iglesia y, por supuesto, la sociedad organizada, para consolidar nuestro espíritu de lucha y de libertad amplia e irrestricta.

Demandó que las autoridades del gobierno regional así como de la Municipalidad Provincial de Trujillo deberían trabajar más estrechamente en un programa conjunto de actividades, no solo centrado en charlas o difusión de estampas históricas, sino que su labor debería ser, un conjunto de acciones emblemáticas, entre ellas, por supuesto un paquete de obras físicas, que respondan a las necesidades de la ciudadanía y, por supuesto, de la fecha conmemorativa que será el bicentenario de la independencia del Perú.

“Por lo pronto, la Municipalidad de Trujillo ya tiene un enorme reto: la celebración de un programa especial para el 29 de diciembre del año 2020, y en el Grupo Empresarial estamos llanos a brindar nuestro aporte”, finalizó.